Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de cronica?
TIEMPO FUERA
Columna del periódico "El Tiempo de las dos provincias"
« Blog
Entradas por tag: cronica
//21 de Abril, 2008

Precio

por jirafa a las 13:34, en General

PRECIO

 

 

  Todo tiene su precio en este mundo, todo se vende o se compra... y todo se paga o cobra en luminosos billetes. Las papas valen como dos pesos el kilo, la publicidad en mi honrado trabajo como escritor de necrológicas en el diario más leído quinientos al mes, y las notas dirigidas al intendente veinte pesos cada una.  

  Es el sistema, en él todo puede ser mercadeado, negociado, rapiñado, acomodado, reciclado u olvidado. Es lo que se llama libre comercio, y libertad de cobrar lo que uno quiera por cualquier cosa. Siempre habrá quién pague. Y habrá para siempre. Siguiendo los ejemplos, habrá quién compre papas todos los días ya que es el único alimento que su flaco bolsillo le permite, quién espere el boletín informativo de las mañanas, tarde y noche en su eterno afán de estar al tanto de quién estiró la pata, y quién crea que dejarle notas, pagadas o no al intendente, le va a solucionar sus problemas.

  Cuesta bastante moneda pagar los impuestos, los servicios, la comida del gato, la cuenta del hotel alojamiento y las anchoas para la bagna cauda, por eso no se le puede pedir al lozano intendente que no cobre por cada molesto reclamo escrito, peor sería que ponga uno de esos números telefónicos que  le cobra, a quién llama o manda mensaje, tres pesos más iva, por cada reclamo, consulta o puteada que haga hacia el palacete ducal y sus caros habitantes.

Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//16 de Abril, 2008

INGENUOS Y NO TANTO

por jirafa a las 19:56, en General

  No hay que ser muy vivo para darse cuenta que comenzó a hacer frío, basta con asomarse por la ventana y fijarse que toda la gente ya se viste con camperitas, buzos y medias gruesas. Tampoco hay que estar muy despierto para ver que hace ya varias semanas que llegó el otoño, solo alcanza con prestar atención a las hojas que todos los días la gente del barrido junta en esas bolsas verdetriste de sello municipal. Ni hay que ser muy avisado para caer en la cuenta que no va llover hasta que no estén listos los desagües y las lagunas de retardo.

  Para lo que sí hay que ser muy astuto es para ver que las papas, las galletitas manón, el kilo de palomita y los viajes a la luna aumentaron su precio a casi el doble, no precisamente por los cortes de ruta, como dicen, sino por ciertas ocultas y maquiavélicas decisiones de vaya a saber quién de por allá arriba. Igual hay que ser de atento para avivarse justo cuando nos quieren vender como mascotas a unas hienas diciendo que no son de las que vemos carroñear riéndose de todos en el canal de documentales sino unas tiernas y dulces criaturas que viven a puro alimento balanceado, no muerden y lloran  mirando a Tinelli.

  También está visto que en ocasiones a muchos les conviene no ser ni muy dormidos ni muy  sagaces, más bien sí un poco ingenuos,  para no sufrir al ver que no habrá desagües nuevos jamás, los sueldos jamás subirán al ritmo de la inflación y los precios nunca volverán a lo que fueron. O para tomar por válido que estas hienas que nos quieren vender son mejor hienas que las otras, que la plata de las retenciones a las exportaciones agrarias son para mejorar la calidad de vida de los marginados de siempre o que solo solicitando más créditos a los bancos es como vamos a salir de la monumental deuda en que nos metieron.

Lic Gius     

 

 

 

 

 

 

 

 

Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//10 de Abril, 2008

IGNORADO

por jirafa a las 12:10, en General

  De vez en cuando sucede que uno es ignorado hasta por los que deberían ser sus pares, o casi.  Entonces se encuentra en la mitad del camino, en una de las rutas con más baches, con la goma del R 12 79 pinchada mientras los 2000 pasan a ciento cincuenta sin mirar y sin soplar y los ochenta y noventa mirando para otro lado sin pensar que en el viejo Renault también están viejos el gato, la llave cruz, el conductor y la mismísima auxiliar. Allí uno es cuando más se siente ignorado, más incluso que cuando se queja de la suba de los impuestos y no lo escuchan, o cuando protesta porque la plata de esos mismos impuestos se usan para pagar el sueldo a mil tipos que producen por esa misma plata poco y nada.

  La tarea de ignorar es bien ejecutada por ciertos bichos en cuanto a  dejarlo a uno en el camino se trate. De ese modo sucede que sobran quienes se pretenden desentender del revés que nos producen los pareceres que podamos tener sobre  las casitas de ese barrio que no acaban nunca de parirse, los gastos de los nuevos funcionarios y la tranquilidad con que se habla de los anteriores bandoleros que asolaron nuestra ciudad. Es bien ejecutada esa tarea por quienes son funcionales a esos que pretenden que todo se mantenga gris, aburrido, repetitivo y a media cuadra.

  Poco importa igual, a quién escribe, si creen hacer bien en pasar a mil sin siquiera reparar que al costado del camino, con la montura al hombro, hay quién va por el mismo camino hacia igual destino. No importa, desde esta mitad de recorrido, a pie, medio en bolas, sin escaleras y con poca tinta igual vamos a caminar para llegar a la meta final, aunque seamos ignorados y no sepamos muy bien cuál es esa meta, todavía.

 

Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
//10 de Abril, 2008

OCUPACIONES

por jirafa a las 12:00, en General

De las tantas ocupaciones habidas en este roto mundo tiene uno que ser muy amargo para elegir, o caer, en la más fastidiosa, pero, así suele ser en casi todos los casos.  Y como muestra de eso hay varios botones, se sabe de la situación en que alguien termina siendo vendedor de pescados cuando lo que quisiera en realidad es ser uno de esos intrépidos pescadores de botecito en mar, o los casos en que uno acaba siendo cajero de banco cuando la meta era tocar rocanrroles hasta morir. Y ni hablar de los casos en que muchos amigos ven pasar su vida escribiendo memorandos, balances y remitos cuando alguna vez juraron dedicar su vida a recorrer Latinoamérica ayudando a los nativos y combatiendo al invasor.

  Igual de perdidos por la inhabilidad de saber elegir bien, están quienes intentaron ser grandes influyentes en el pensamiento de la sociedad, pero como ni siquiera tienen imaginación, apenas acabaron conduciendo un desolador programa de radio o escribiendo una penosa columna en un diario de pueblo.

  Que de los quehaceres divertidos siempre sea otro el que se encargue no es nuevo, por eso es que hay quién mira con envidia al instructor de gimnasia a domicilio que visita todas las mañanas a las nueve a la morocha que vive en el cientocuatro de la calle Cortázar, y con rabia al que se hizo rico vendiendo maní azucarado en la parada de la plaza central.

   Tal vez se deba este desencuentro ocupacional a que de las actividades desanimadas, mal pagadas y cansadoras no es tan difícil hacerse cargo. No cuestan tanto esfuerzo hallarlas y no hay que romperse tanto la cabeza pensando para ejecutarlas. Es más fácil ser tornero, quiosquero o repartidor de pizzas  que doctoras, pilotos de aviones que viajan al caribe, escritores de libros, como los de García Márquez, o constructores de edificios al lado del mar y de cuarenta pisos.

 

Palabras claves
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Calendario
Ver mes anterior Octubre 2019 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031
Nube de tags  [?]
Más leídos
OCUPACIONES
IGNORADO
LIGERO ANÁLISIS DE UN CASO DE PROSTITUCIÓN
LUCES NAVIDEÑAS
Escribir
A MADONNA II
LARGO FIN DE SEMANA
INGENUOS Y NO TANTO
IDENTIDAD
ARMANDO MANZANERO
Secciones
Inicio
Contacto
En imagen

Paisaje

Paisaje
Sobre mí
FOTO

La Jirafa, parece común, pero es un bicho raro

Dijo la luna llena a la luciérnaga:
-Yo no sé si es cuestión de economía,
pero algo débil es la luz que llevas.
-Sí, -replicó el insecto, pero es mía-...

(Carlo Salustri Poeta italiano traducción Ricardo del Campo)

Ver perfil

FULLServices Network | Blog profesional | Privacidad